Conoce a nuestros candidatos 2019

La junta parroquial (Vestry) son los representante legales de la parroquia. Las responsabilidades básicas de la junta parroquial son ayudar a definir y articular la misión de la congregación; para apoyar la misión de la iglesia con palabras y hechos, para seleccionar al rector, para asegurar una organización y planificación efectivas, y para administrar recursos y finanzas.

En Christ Church Cathedral votamos por tres miembros para la junta parroquial cada tres año y su periodo comienza en la Reunión Anual y termina después de la última Sagrada Eucaristía del domingo siguiente a la Reunión Annual.

Mr. Tim Culbertson

+

Como estudiante universitario, asistí a mis primeros servicios episcopales con mi entonces novia. Lo que me atrajo a la Iglesia fue la liturgia, la belleza y la tradición en el libro de oración común, y la reflexión teológica. Hace 16 años, volví a Indianápolis y decidí unirme a CCC por su música y la ubicación central. Me he quedado aquí por la diversidad de la congregación y los vínculos personales que he formado con personas que son diferentes a mí.

Me siento realizado en los roles que me permiten ser un servidor. La mayoría de las veces me pueden encontrar en la cocina, ayudando a Carl; y en el Ministerio de Hospitalidad San Martha, o preparando el desayuno para personas sin hogar una vez al mes. Si fuera posible, pasaría toda la Semana de “Bake Week” en la iglesia, y siempre espero con anticipación el Festival de la fresa. He sido un acólito ocasional y un lector regular. Desde hace unos años, enseñé en la escuela dominical para los niños y luego a los jóvenes. Mi ministerio más satisfactorio ha sido cuidado pastoral como ministro Stephen, y estoy emocionado por retomar ese rol en 2018. He servido una vez antes en Junta Parroquial y como Guardián menor.

Quiero mejorar personalmente, y como congregación, al dar la bienvenida a extraños a nuestra iglesia, ya sea por la duración de un servicio de adoración o por una membresía de por vida. Yo a veces me quedo corto como comunicador, y eso no es probable que cambie mucho ahora que estoy bien en mis cuarentas, pero desearía ser lo suficientemente bueno como para cantar en el coro, pero cualquiera que se haya sentado frente a mí en la iglesia sabe que no soy.

Mis talentos tienden a tener buenas ideas e iniciar proyectos. Lo hago mejor cuando trabajo con alguien que es bueno en seguir un plan hasta su finalización. Soy bueno escuchando. Quiero ayudar cuando veo una necesidad. Las finanzas y los números me son familiares y me siento cómodo manejando números. Cuando me enfrento a problemas difíciles, a menudo pienso en soluciones creativas.

Creo que la junta parroquial debería proporcionar una base para que los feligreses se comprometan con éxito en los ministerios a los que son llamados. Debemos esperar que nuestra Junta Parroquial busque lo natural. Los líderes de esos ministerios, los alientan, y los apoyan con la coordinación, comunicación y recursos que necesitarán para prosperar. La forma en que se establece nuestra parroquia, me parece que la junta parroquial debería trabajar para casarse con el tesoro de la iglesia, para lo cual son en gran parte responsables de la gestión, hasta el momento y los talentos que los miembros ofrecen al ministerio de la iglesia. Donde haya necesidad, la junta parroquial también debe considerar si es prudente intercambiar algunos de los fondos de la iglesia para proporcionar apoyo cuando el tiempo o los talentos son carentes en un ministerio.

Mi educación fue en música (todavía toco la tuba por afición) y física. Actualmente trabajo como un actuario para una compañía de seguros, y pasé diez años vendiendo libros antes de eso. Espero algún día poseer suficiente tierra para cultivar la mayoría de los alimentos de mi familia. Mis cuatro hijos fueron bautizados en Christ Church Cathedral  y tres de ellos están en el coro. Estoy felizmente casado con mi esposa, April, quien fue la mujer que primero me llevó a una iglesia episcopal.

Mrs. Andrea Hunley

+

Me apasiona la educación, la salud comunitaria y las cuestiones de acceso y equidad. Durante los últimos siete años, he sido la orgullosa directora de una escuela primaria y secundaria de las Escuelas Públicas de Indianápolis, en el corazón del centro de Indianápolis. Antes de mi carrera como administrador de edificios, enseñé Inglés de escuela secundaria e inglés como nuevo idioma en una de las escuelas secundarias más grandes del estado de Indiana (hablo un poco español, pero necesito practicar más). Actualmente sirvo en los consejos de la YMCA en el Athenaeum y el Indianapolis Art Center.

Nuestra familia se sintió atraída por la Catedral de Christ Church después de que uno de mis alumnas nos invitó a asistir a un Servicio para verla actuar en el coro. Me impresionó la inmediata familiaridad que sentía; el servicio hizo eco de la iglesia en mi infancia. Entonces, nuestras hijas (8 y 10) fueron invitadas a unirse al campamento de verano Joyful Noise . Pudimos ver a través de los ojos de un niño lo acogedor, diverso y servicial que es Christ Church Cathedral. Sabíamos que queríamos que este fuera nuestra iglesia hogar. En el tiempo transcurrido desde que nos unimos a la Iglesia Christ Church, he tenido la oportunidad de ser parte del grupo de mujeres de Catedral, servir el desayuno a nuestros vecinos que viven sin hogar, y apoyar diversos esfuerzos voluntarios de alcance comunitario como el festival de la fresa.

Yo también sonrío con alegría desde las bancas al ver como nuestras dos hijas cantan en el coro cada domingo. Como he estado considerando en oración el mejor lugar para usar mis dones espirituales de Administración y Liderazgo, servir en la junta parroquial coincidiría con mis dones y me permitiría profundizar en el servicio para nuestra comunidad eclesial.

Ms. Elaine Klemesrud

+

Bautizada y criada en la Iglesia Luterana (ELCA), asistí al programa de catecúmenos de Christ Church y fui recibida el 29 de mayo del 2014 en la Iglesia y Catedral Episcopal. Anteriormente fui miembro activa de la Primera Iglesia Luterana, que fue clausurado por el sínodo luterano varios años antes, y me había tomado el tiempo de reflexionar sobre mi espiritualidad y, cuando estaba lista para unirme a una comunidad religiosa, visité muchas iglesias: luterana, metodista, discípulos de Cristo y finalmente, la Iglesia Catedral de Cristo, donde la Iglesia Luterana había, de vez en cuando, compartido servicios. Fue un sermón dado por Dean Carlsen un domingo lo que me empujó hacia adelante. “Inclínate”, las palabras aún resuenan en mis oídos de su historia del esquí, una metáfora a la que sigo refiriéndome en momentos en que no estoy seguro. Aprendí que si te inclinas hacia atrás, lo cual es una reacción natural, perderás el control y caerás. Inclinarse sobre sus cielos, lo equilibrará y lo empujará hacia adelante. Me incliné hacia adelante

Lo que me atrajo por primera vez a la Catedral fue el servicio de adoración: la reverencia, la hermosa música, la estructura de adoración y los excelentes sermones, la iglesia superior con la que estaba familiarizada. Me convertí en episcopal y miembro de la catedral cuando supe que se fomentaba la búsqueda y el cuestionamiento, se aceptaba la inclusión y se entendía la importancia de la diversidad. Me siento atraída por el ministerio en el centro de la ciudad y la oportunidad que brinda para dar la bienvenida a TODAS las personas a una comunidad cristiana amorosa. Tratando a todos con dignidad y reconociendo al extraño entre nosotros, así como dentro de nosotros, mi fuerza reside en la facilitación. Escuchar, hacer conexiones, ver posibilidades y hacer preguntas para ayudar a avanzar..

Mi historia profesional es variada. Estuve en el sector con fines de lucro por más de 20 años en la industria de la música, y entiendo la línea de fondo del negocio. Soy una terapeuta de masaje, conozco la importancia del cuerpo, la mente y el espíritu, y la enfermedad causada por el desequilibrio. Mis últimos 20 años de empleo los pasé en el Museo y Sitios Históricos del Estado de Indiana (ISMHS) donde utilicé las habilidades terapéuticas y con fines de lucro aprendidas, y mi título universitario en música y drama. Comencé como Asistente de Editor; luego me convertí en una desarrolladora de programas; luego fui Coordinadora de Facilitación de Programas, contratando y administrando personal a tiempo completo y parcial, y facilitando la comunicación y la implementación de la programación educativa y pública; y más recientemente fui Defensora de los Visitantes y Especialista en Evaluación. En esta posición, observé todo, desde las perspectivas de los visitantes actuales y potenciales, conduciendo grupos focales, entrevistas y encuestas, y ayudé a la institución a redactar dos planes estratégicos quinquenales, estableciendo metas y objetivos, creando criterios medibles e implementando evaluaciones en El museo y los sitios culturales. En el 2017, mi posición en el ISMHS fue eliminada, lo que me permitió tomarme un tiempo para reagruparme y me permitió trabajar a tiempo parcial para Transcendent Travel como especialista en excursiones, ayudando a la compañía con sus visitas al Reino Unido en 2018.

Espiritualmente, estoy en un camino que incluye la oración, la contemplación y la comunidad. Todavía inclinándome, asistí a Catecumenado, luego completé cuatro años de EfM (Educación para el Ministerio), y actualmente soy el secretario de nuestra junta parroquial. Asisto al servicio de las 10 a.m. con regularidad, al menos una vez al mes, participo en nuestro programa de necesidades humanas y he asistido en otras capacidades cuando es necesario. Me siento honrada de ser una candidata para el Vestry, y si soy seleccionada, estaré orgullosa de servir como miembro.

Mrs. Judy Lovchik

+

Crecí como una niña católica en Montana y asistí a varias universidades Jesuitas. Después de graduarme, me uní a las Hermanas de la Providencia y enseñé durante algunos años antes de comenzar mis estudios de posgrado en Madison, Wisconsin. Después de nueve años, ya no tomé votos y me recibí en la Iglesia episcopal. Después de obtener mi doctorado en microbiología médica, hice una beca postdoctoral en Canadá antes de tomar un trabajo académico en la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland. Me casé y crié a un hijo antes de tomar un trabajo de salud pública en la ciudad de Nueva York. Vine a Indianápolis en 2007 para trabajar en salud pública estatal. Actualmente dirijo el laboratorio de salud pública y soy el Comisionado Adjunto de salud, responsable de cinco divisiones, incluyendo el medio ambiente, la preparación, el plomo y los hogares saludables, las inmunizaciones y la protección de alimentos. En Christ Church Cathedral, ayudo con la hospitalidad y coordino el grupo de Oración “Centering Prayer”. También formé parte del comité de búsqueda de nuestro sacerdote que habla español y participé en las reuniones grupales del Ministeiro “Puente”. Este año también sirvo como lectora en el servicio de las 10am.

Mrs. Jude Magers

+

Hola – hello, mi nombres es Jude Magers, y soy una miembro activa de nuestra comunidad en Christ Church Cathedral.

La historia de formación espiritual en mi vida está ligada a la tradición católico-romana. Mi experiencia en la Catedral Christ Church inició en Agosto del 2015, mientras buscaba una experiencia mas profunda de oración, liturgia, comunidad y de ministerios enfocados en labores de justicia social. Encontré una sólida combinación entre ustedes. Valoro mucho la diversidad de nuestra comunidad de fé, las oportunidades de estar presente en una variedad de formas, y el poder poner en práctica  estrategias de alcance a la comunidad y apoyo a la justicia social.

Por ahora estoy sirviendo como Coordinadora del Ministerio de Alcance a la Comunidad, y soy miembro activo de Fé en Indiana, con un interés especial en ser una defensora de los derechos de los inmigrantes y del acceso a los servicios de salud.

Mi experiencia profesional se extiende a 47 años trabajando en administración de hospitales y ética, cuidado de organizaciones caritativas y beneficios a la comunidad, cuidado espiritual, planeamiento estratégico, y desarrollo de organizaciones y varios años como enfermera profesional; trabajo en clínico y administrativos en hospitales de cuidado paliativo, cuidado a pacientes con cáncer, salud mental, necesidad de cuido en el hogar, y fármaco-dependencia.

Me siento honrada en ser considerada para el Vestry o Junta Parroquial, y si fuera escogida, quisiera ayudar a liderar con la misión y visión de nuestra comunidad de fé una mayor integración y expresión de nuestra diversidad, aumento en el apoyo y participación de los programas de justicia social, y explorar la posibilidad de crear relaciones de apoyo con otras organizaciones, y para expander la membresía de Christ Church Cathedral en la comunidad, así como fortalecer las ricas tradiciones y el role que la Catedral posee dentro de la Diócesis de Indianápolis y más allá. Gracias.

Mrs. Liliana Marrs

+

Mi Nombre es Liliana Guzman, colombiana y vivo en este país hace 20 años. Y como todos los Inmigrantes Latinos que llegamos a los Estados Unidos con un solo propósito, Cumplir nuestros Sueños”, pues yo no era la excepción. Sin embargo, ese sueño por el que tanto trabajamos, también se puede convertir en una pesadilla. Y lo digo de esta manera, ya que muchos Inmigrantes pasamos por el mal sabor de boca de los abusos, estafas y discriminación por parte de aquellos que si conocen el sistema y de cómo opera.

Llegué a la Iglesia Episcopal hace ya un poco más de 11 años, y creo que llegué en el momento que más lo necesitaba. Por eso es que decimos que Dios obra de manera misteriosa. Y aunque llegue con una mano adelante y la otra atrás, como decimos en Latino América; cuando entre por primera vez a la nave de nuestra iglesia, me senté en una de sus bancas y comencé a llorar y a llorar y yo no sabía porque estaba llorando. Ahora que miro hacia atrás, creo que ahora se porque lo hacía. Creo que en ese momento era Dios quien me consolaba y me decía, “No temas, aquí estás a salvo. Llegaste donde tenías que llegar”. Desde ese entonces, no sé cómo, todos mis problemas se fueron desintegrando.

La Iglesia Episcopal me enseñó un Dios distinto al que yo conocía. Me enseñó un Dios que no juzga, un Dios que no Discrimina, un Dios bondadoso, pero, sobre todo, un Dios que nos ama tal cual como somos. Comencé a servir en la Iglesia porque quise de cierta manera retribuir a Dios todo lo que me había dado. Comencé a servir entonces como lectora de la palabra de Dios. También hice de Ujier y dama del Altar. Actualmente hago parte del Coro Latino de la Catedral.

Este año quise postularme para el Vestry, porque era una de las cosas que me faltaba por hacer dentro de la Catedral. Y la verdad que lo hice como un desafío conmigo misma, ya que se, lo difícil que es la integración en una iglesia Episcopal bilingüe y multicultural. Sin embargo, pienso que para crecer espiritualmente debemos tener la flexibilidad y paciencia para aceptar un proceso de adaptación y cambio. Mi propuesta es mantener la armonía, y disciplina en la comunidad. Unidos como Anglo e Hispanoparlantes en reuniones de la junta parroquial. Vivir nuestra Misión y Visión cada día al mirarnos a los ojos y reconocer el ser espiritual en el otro al saludarnos dentro y fuera de la iglesia y darnos tiempo para explorar juntos una nueva manera de ser una Iglesia Episcopal bilingüe y multicultural.

También apoyaría proyectos donde se beneficie a la comunidad, y donde también estaremos analizando el presupuesto que se destinará para apoyar la misión de la Catedral. Darle seguimiento a estas mismas corroborando que el dinero sea utilizado para lo que dicen. Levantaría la voz por aquellos que no pueden, respetando la dignidad del ser humano. Para mi, es importante que cada una de las personas que entren por sus puertas, se sientan parte de
una comunidad sacramental Inclusiva y diversa que integra a todas las personas con amor.